El presidente de Bolivia Evo Morales hizo un llamado para combatir la pobreza en la región,  en el que reivindicó el papel de las políticas del Estado y criticó a quienes insisten en recurrir al modelo privado, en una conferencia de prensa que brindó durante el segundo día de la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se realiza en Costa Rica.

“El libre mercado es un modelo fallido”, dijo Morales, al recordar que las críticas a los que defendían un modelo estatal partían de que solo el sector privado sabía administrar los recursos, pero los procesos de privatización que se generaron en la mayoría de los países de la región no variaron la estructura de la pobreza.

“No rechazamos el sector privado, pero debe ser regulado. Recordamos que en el 2008, en Bolivia teníamos suficiente arroz, pero empezó a faltar. El sector privado echó la culpa a Evo Morales, pero ¿qué pasaba? un sector estaba ocultando el arroz, para venderlo en el exterior”.

Morales aseguró que con “pequeños programas estatales” es posible ayudar a familias y personas vulnerables a tratar de variar la situación. “Todavía tenemos un 18% de pobreza extrema, pero hay programas donde el Estado financia un 70% de proyectos, pequeñas huertas, artesanías. La contraparte del Estado ayuda a personas vulnerables”.

Admitió que se pueden presentar problemas, pero aseguró que en Bolivia han aprendido de estas situaciones. “De 1997 al 2005, eramos el primer país en déficit fiscal, con -5,2%. Del 2006 al 2014, somos el segundo país de América Latina por su crecimiento”, para asegurar que viene a CELAC a compartir esta lucha para sacar a los pueblos de la región de la pobreza.

Share this: