El Ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Manuel A. González, reiteró hoy el agradecimiento del país ante más de 200 voluntarios, la mayoría estudiantes universitarios que participarán en la III Cumbre de la CELAC.

En su mensaje a los 210 edecanes, reunidos en el auditorio del Instituto Nacional de Seguros, el Ministro recordó que la Cancillería es pequeña “y necesitamos el apoyo de ustedes y al esfuerzo del país. No es la Cumbre del Presidente Luis Guillermo Solís, no es de Cancillería, o del gobierno, es la Cumbre de Costa Rica”, sostuvo.

Además de los edecanes, se cuenta con 205 jóvenes de la organización Boy Scouts, que se suman a los trabajos de atención de las actividades de la Cumbre. Carolina Gutiérrez, estudiante de Derecho de la Universidad de Costa Rica, instalada en el auditorio del INS, en su silla especial para personas con discapacidad, es una de las colaboradoras con que contará la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

El Canciller González explicó que la organización de la IIII Cumbre de la CELAC, con un presupuesto por $4.3 millónes, se ha hecho “en el marco de la máxima rigurosidad económica que las circunstancias permiten, pero con mucha dignidad”, que ameritan el recibiendo de los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe.

“Quiero expresar un agradecimiento especial, por su ayuda muy valiosa. Quiero agradecer su trabajo y compromiso”, expresó el Canciller González.

La labor de los edecanes es de gran importancia, por la enorme cantidad de detalles que cuidar y la responsabilidad en el éxito de la reunión. “Son la imagen más inmediata de Costa Rica ante las delegaciones”, dijo. Y subrayó la importancia de dar un trato apropiado y digno.

Share this: